jueves, 13 de agosto de 2015

Marianela es maquilladora de profesión, sus dotes la arrimaron a la secretaria de financiamiento internacional del gobierno provincial, de allí, el azar la puso como ministra de derechos humanos, desde siempre se cuestionó su falta de idoneidad para el cargo, pero fue defendida por distintos sectores del oficialismo local. 

 Luego de reconocer públicamente, que desconoce que en nuestro país ocurrieron crímenes de lesa humanidad, torturas y persecuciones durante la ultima dictadura militar, desconoció que la comisaria del menor depende de su cartera, que le compete velar por la nutrición y atención de los niños en guarda del estado a través del programa familia sustituta, programa que evidenció la falta de seguimiento y control de las familias a las cuales se les da la tenencia provisoria de niños, los múltiples reclamos de atención de familias de crímenes impunes de Salta, la falta de un programa serio de abordaje de la violencia de genero y por ultimo que no fue capaz de resistir los abusos de otros ministros con la caja del ministerio, razón por la cual hace solo una semana le cortaron el servicio de Internet y telefonía por falta de pagos. 

 El ministerio no tiene presupuesto porque la caja fue vaciada por otro ministro para sus negocios personales, así las inspecciones de quienes deben velar por la seguridad de los niños, como el fallecido Thiago, recae en la respuesta siempre negativa de empleados y funcionarios. "No tenemos para ir a ver a los chicos, ni hacer los informes", dicen.

A la ministra se le cayó el maquillaje, y muestra sus arrugas, sus labios morados, las ojeras que evidencian su cansancio físico y moral. Su manager debería tirar la toalla, ya que ella, parece no darse cuenta.

http://observatoriosalta.com.ar/
http://infosaltadiario.blogspot.com.ar/
http://saltanoaa.blogspot.com.ar/
http://vernoticiasonline.com.ar/
punto50.info 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente Libremente, Sin agresiones y cuidando su vocabulario, este sitio no se hace responsable de los comentarios que realizan los lectores