jueves, 13 de agosto de 2015

Hace mas de 20 años que Javier David es funcionario del gobierno, ministro de hacienda, por sus manos pasaron las privatizaciones de los bienes y empresas del estado y de todos los salteños. El agua, la electricidad, las obras públicas, las rutas públicas se convirtieron en peajes pagos, la salud se tercearizó, el Estado se desentendió de todas sus obligaciones con el pueblo. 


En esa ola de privatizaciones se entregó el Banco Provincial de Salta a Britos, empleado de Juan Carlos Romero en el senado de la nación, desde ese entonces, el Banco se llama Banco Macro S.A. y Javier David, se desempeña como valijero entre diferentes políticos que han cedido el manejo de los dineros públicos y sueldos, algo así como 30 mil millones de pesos por año. 

 Después de todo el daño generado a sucesivas generaciones de salteños y salteñas, este nefasto personaje reaparece en cada elección, a modo de imposición de oficialismo y oposición, como ese asesino que se reengancha y reaparece cada 10 minutos en una película violenta. Javier David es vendido con la metodología de la publicidad americana, es decir del mismo modo que se vende un detergente o un limpia inodoro, los mentores de esta publicidad son iguales a él, ellos siempre estuvieron por detrás de Angel Atilio Torres.

Observatorio de Salta

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente Libremente, Sin agresiones y cuidando su vocabulario, este sitio no se hace responsable de los comentarios que realizan los lectores