miércoles, 2 de septiembre de 2015


El gran triunfo de la carne La Organización Mundial de Comercio confirmó el fallo a favor de la Argentina en su disputa con Estados Unidos por las restricciones a las exportaciones de carne vacuna. Ese país volvería a aceptar los envíos en dos meses.


 La Organización Mundial de Comercio (OMC) dio la razón a la Argentina en su reclamo para que Estados Unidos levante la prohibición al ingreso de carne vacuna. Instó al país del Norte a que “ponga en conformidad” su legislación con las normas del organismo, es decir, que no sostenga la situación actual de freno a las ventas argentinas. De todas formas, hace dos meses el gobierno de Barack Obama adelantó que empezaría a importar carne argentina, de cara al resultado previsiblemente desfavorable en la OMC. “Es un gran triunfo para el país”, sostuvo el canciller Héctor Timerman.

 La novela de la exportación de carnes a los Estados Unidos comenzó en 2001, cuando el gobierno de la Alianza ocultó la presencia de aftosa en el país, lo cual trajo una serie de inconvenientes que finalmente desencadenaron la suspensión del comercio de carne al mercado norteamericano. A pesar de que en 2007 la Organización Mundial de Salud Animal reconoció a la Argentina como libre de aftosa, Estados Unidos no cambió su visión sobre el status sanitario. En 2012, el Gobierno decidió presentar el caso ante la OMC, porque entendía que el freno a las exportaciones argentinas era contrario a la normativa del organismo. Según el Ministerio de Economía, las barreras norteamericanas impidieron a los productores nacionales exportar por 1600 millones de dólares.

 El litigio en el organismo multilateral fue favorable a la Argentina. Hace dos meses el gobierno norteamericano, a través del Departamento de Agricultura, se adelantó y anunció que “se permitirá la importación de carne fresca desde Argentina”, con lo que levantó la barrera comercial que rigió por catorce años. Según los cálculos oficiales, eso permitiría incrementar las exportaciones en 280 millones de dólares por año. Luego del anuncio norteamericano, el 24 de julio la OMC distribuyó el informe del “grupo especial”, que consideró que las trabas eran contrarias a la normativa internacional. Estados Unidos no apeló ese fallo, por lo que ayer se dio a conocer el informe con la recomendación de medidas a poner en conformidad con la OMC, en donde se consigna que la barrera fitosanitaria impuesta por Estados Unidos debe ser removida. “Las restricciones de los Estados Unidos obedecieron al operativo de los lobbies de ese país, que lo han convertido en uno de los más proteccionistas del mundo, con mayor cantidad de quejas en la OMC. 

Argentina durante 14 años no pudo exportar carne al mercado norteamericano a raíz de la presión de fondos ganaderos que se unieron con el lobby de los fondos buitre para trabajar sobre el Congreso y el Poder Ejecutivo para prohibir el ingreso de carnes argentinas”, recordó Timerman. “Es un triunfo para el país, pero también para los ganaderos argentinos, que espero que reciban la noticia con alegría”, agregó. “Sólo falta un ajuste de la normativa en Estados Unidos y la habilitación de frigoríficos. Si no sigue interviniendo el lobby, estaremos en condiciones de exportar antes de fin de año. Nuestros productores están dispuestos a hacer el esfuerzo para retomar el mercado perdido hace 14 años, donde se exportaban entre 18 mil y 20 mil toneladas anuales, que se suman a la cuota a la Unión Europea y la cuota Hilton”, indicó el ministro de Agricultura, Carlos Casamiquela. La cuota anual estaría en las 20 mil toneladas. 

El Gobierno aseguró que hay entre 15 y 18 empresas en condiciones sanitarias de colocar productos en ese mercado. Por otro lado, continúa en la OMC la negociación con Estados Unidos por las trabas impuestas por ese país al ingreso de limones argentinos. El mismo fallo de la OMC, pero en contra de la Argentina, ejecutó la OMC tiempo atrás en un caso en el que los países industrializados cuestionan las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAI) que aplica el gobierno nacional. Las cámaras industriales locales buscan la forma de sostener la protección a partir del año que viene, cuando las DJAI, en función de las directivas de la OMC, dejen de tener su rol actual. La Argentina debe presentar una propuesta ante el organismo antes del 31 de diciembre que defina los cambios en las DJAI. Mientras tanto, la industria local analiza qué barreras paraarancelarias pueden servir para cada sector.
 http://vernoticiasonline.com.ar/ 
 www.vernoticias.com.ar

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente Libremente, Sin agresiones y cuidando su vocabulario, este sitio no se hace responsable de los comentarios que realizan los lectores