domingo, 13 de septiembre de 2015

Red Sol presentó a la Procuración el listado de las construcciones sin planos aprobados. Responsabilizó a la Municipalidad de Salta, al Copaipa y al Colegio de Arquitectos.
La ONG Red Solidaria Salta (Red Sol) instó al procurador general de la Provincia, Pablo López Viñals, que inicie acciones judiciales por la posible construcción de edificios de altura sin previsiones antisísmicas. La institución denuncia que al menos 132 propiedades horizontales de la capital salteña carecen de controles básicos sobre las normas que previenen derrumbes ante los movimientos telúricos, que en Salta son una constante.

En la presentación, ingresada el 3 de septiembre en el Ministerio Público, Red Sol apunta en contra de la Municipalidad de Salta, del Consejo Profesional de Agrimensores, Ingenieros y Profesiones Afines (Copaipa) y del Colegio de Arquitectos de Salta. Responsabiliza a estos organismos por la falta de inspecciones sobre el cumplimiento de las regulaciones sismorresistentes.
"De dar lugar al pedido, López Viñals debería promover una acción de amparo colectivo, para paralizar las construcciones sospechadas que en la actualidad se ejecutan", explicó a El Tribuno la presidenta de Red Sol, María Elena Jiménez.
El jefe de los fiscales de Salta tendría que comprobar, además, si es que las edificaciones existentes presentan planos con los requerimientos antisísmicos aprobados. Los mismos están contemplados por la ley provincial 5.556, que ordena que todas las construcciones que se ejecutan en Salta deben contar con estructuras sismorresistentes, de acuerdo a las regulaciones del Instituto Nacional de Prevención Sísmica (Inpres). Del mismo modo, las obras deben ser visadas por el Copaipa.
Omisiones
La prueba principal de los incumplimientos en las edificaciones se revela a simple vista. La ONG adjuntó una serie de fotos en la presentación sobre edificios que, aparentemente, no tienen junta sísmica. Se trata de un ingenio arquitectónico que separa a una obra de altura de las viviendas colindantes. De esta manera se evita que el normal movimiento oscilatorio de las construcciones elevadas, que se intensifica durante un temblor, arrastre a las casas contiguas.
Una denuncia similar fue presentada por Red Sol en el 2008 ante la Procuración de la Provincia, y forma parte del expediente penal N´ 97.988/09 "Municipalidad de Salta, por hecho a caratular en perjuicio de Red Solidaria Salta".
En esa causa, que ahora está paralizada en el Juzgado de Instrucción Formal de 5ª Nominación, tres peritos judiciales (un arquitecto y dos ingenieros) comprobaron que más de 80 edificios no cumplen con la verificación de normas sísmicas. Fueron construcciones ejecutadas por regímenes municipales de excepción y sin la exigencia de planos aprobados.
Trampas
Red Sol denuncia que algunas empresas constructoras llegaron a picar parte de las medianeras de las viviendas colindantes a los edificios en construcción para simular una junta sísmica. Esto se observa en la obra de Deán Funes 535, donde la institución obtuvo fotos reveladoras. Las imágenes muestran que las columnas de la torre están incrustadas en la pared de la casa vecina.
La ONG detectó el mismo artilugio en el edificio ubicado en la esquina de calles Gorriti y Alvarado y en la avenida Reyes Católicos al 1400. En la última propiedad se demolió con martillo neumático parte de la medianera de la vivienda contigua para aparentar una separación antisísmica. Esto provoca una lógica disminución de la resistencia de los inmuebles ante los eventos sísmicos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente Libremente, Sin agresiones y cuidando su vocabulario, este sitio no se hace responsable de los comentarios que realizan los lectores