lunes, 29 de febrero de 2016


Hace más de una década, Miguel Isa asumía la intendencia de la ciudad de Salta. Con actos de corrupción cada vez más escandalosos. Isa ya deja su huella en la historia moderna, como el intendente más corrupto.
Todas las acciones y que dejaron una ciudad destruida tienen nombre y apellido: Miguel Isa.
En cada lluvia, o lluviecita, la ciudad de salta parece la ciudad italiana de Venecia, pero esto no es una cosa que ocurre por “el destino” o por las condiciones climáticas adversas.
El asfalto construido sobre el asfalto viejo, levantó la cota o nivel de la calle (calzada) por encima nivel del cordón cuneta. El canal formado por la calzada asfáltica y el cordón cuneta, es el encargado de permitir que el agua se desplace gracias a la pendiente natural del terreno, cuando la red de alcantarillas está llena de agua. Si a ese “canal” se le levanta el nivel 10 centímetros, colocando más asfalto, la calle pierde la capacidad de contener el agua de una lluvia, entonces toda el agua pasa a la vereda de los vecinos y, peor aún, entra a las casas arruinando los muebles y demás bienes.
Se calcula que Isa, hizo asfaltó sobre asfalto viejo más de 800 cuadras, con lo cual ganó 1.200.000 millones de pesos, es decir se llenaron los bolsillos, provocando tamaño daño a los salteños y sus bienes.
Decía Ghandi que “Nadie puede hacer el bien en un espacio de su vida, mientras hace daño en otro. La vida es un todo indivisible”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente Libremente, Sin agresiones y cuidando su vocabulario, este sitio no se hace responsable de los comentarios que realizan los lectores