domingo, 28 de febrero de 2016

Se "salteó" el concurso. Para justificar miles de despidos, el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, habló de “ñoquis” y acomodados políticos, pero él acomodó a su esposa en un alto cargo en RTA.

El ministro de Modernización, Andrés Ibarra, encargado de “revisar” los contratos y concursos de miles de empleados públicos, le consiguió trabajo a su mujer, Carla Piccolomini, en la gerencia de Radio y Televisión Argentina (RTA) salteándose el concurso, lo que ha sido un argumento usado por el ministro para estigmatizar el trabajo de los miles de funcionarios que está despidiendo. Desde hace por lo menos un mes, según pudo averiguar Página/12, la esposa del ministro desembarcó en la empresa que administra los medios públicos tras ser nombrada a dedo como directora de relaciones institucionales, sin haber concursado el cargo. Por su tarea, Piccolomini recibirá un sueldo bruto de 90 mil pesos. Cerca de Ibarra intentaron desligar cualquier injerencia del ministro en la designación, pese a que ayer trascendió que el responsable del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, era reacio a realizar la designación y terminó por ceder ante las presiones del ex gerente del grupo Socma.
Hasta ayer, el trámite administrativo de Piccolomini no estaba terminado, por lo que en la página web oficial de RTA su cargo permanece como “sin designar”. Tampoco fue publicado en el Boletín Oficial. De todas formas, varios de sus compañeros de trabajo la vieron moverse por los pasillos del edificio de Figueroa Alcorta, aunque a raíz de lo reciente del cambio de gestión en el canal, aún no tiene tareas definidas, ni tampoco una oficina fija.
Piccolomini tiene una intensa militancia en el PRO, ligada a cargos de menor relevancia que fue ocupando en distintas áreas de la administración porteña. Fue candidata a diputada nacional número 14 por la provincia de Buenos Aires en la lista de Cambiemos, que encabezó Fernando Niembro hasta su renuncia, envuelta en denuncias de corrupción. Trabajó como asesora de prensa en la legislatura porteña en 2009 y fue nombrada por el propio Ibarra en el Ministerio de Modernización porteño en 2013, cuando ya estaba casada con el ministro. Antes, trabajó en el Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC) y en el Ministerio de Educación, donde conoció a Ibarra, que ocupaba por ese entonces (año 2010) la gerencia de recursos humanos de ese ministerio. Desde el entorno de Ibarra se aferraron a esa trayectoria, que tiene poco que ver con una gerencia de RTA, para remarcar “las carreras independientes” de ambos miembros de la pareja.
 http://www.pichanalsalta.com/http://www.saltanoa.com.ar/  http://www.infosaltadiario.com.ar/   http://ww

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente Libremente, Sin agresiones y cuidando su vocabulario, este sitio no se hace responsable de los comentarios que realizan los lectores