viernes, 1 de abril de 2016

Lejos de mostrarse en sintonía con Mauricio Macri, la diputada nacional habló del principal proveedor de obra pública de la Ciudad y amigo personal del presidente.

La diputada nacional Elisa Carrió consideró que el empresario Nicolás Caputo, íntimo amigo del presidente Mauricio Macri, "debe vender sus empresas dedicadas a la obra pública", luego de la polémica generada por el levantamiento del informe de Economía Política "El socio del presidente".
Lejos de mostrarse en sintonía con Macri, quien no está de acuerdo con esa idea, Carrió remarcó que "ese es el precio que tiene que pagar" Caputo al tener una relación con el jefe de Estado, al tiempo que indicó que el empresario tiene que dedicarse "a otra cosa".
Caputo, amigo de la infancia del jefe de Estado, logró 1.400 millones de pesos de contratos de obra pública y mantenimiento con su empresa SES durante los 8 años que Macri gobernó la Ciudad. Es, a la vez, el principal confidente y mano derecha del presidente.
En declaraciones al canal América, la diputada afirmó que mantiene "diferencias con el gobierno" y dijo que detesta al asesor de Macri, Jaime Durán Barba.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente Libremente, Sin agresiones y cuidando su vocabulario, este sitio no se hace responsable de los comentarios que realizan los lectores