jueves, 12 de enero de 2017

Los establecimientos sanitarios de la localidad de Embarcación se encuentran saturados de enfermos, todos con infección alimenticia. Los afectados son enviados a sus domicilios con suero por falta de camas para su atención.


Los cortes de luz y agua han provocado la expansión de bacterias al cortar la cadena de frio y/o al impedir su higiene. Muchos pobladores sospechan del agua que ni siquiera es potable, cuando hay.
Comedores, heladerías, sangucherías, etc., fueron clausuradas preventivamente, debido a la llegada de decenas de personas intoxicadas, con alimentos de los más variados, a los hospitales y clínicas.
Las autoridades sanitarias gubernamentales aún no se enteraron del gravísimo problema, mientras tanto, en ese pueblo se adjudican responsabilidades entre los damnificados.
Con temperaturas que sobrepasan los 50º Celcius es inevitable que los alimentos se pudran, que las bacterias se reproduzcan aceleradamente.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente Libremente, Sin agresiones y cuidando su vocabulario, este sitio no se hace responsable de los comentarios que realizan los lectores