viernes, 30 de junio de 2017

La medicina en Salta se ha transformado en un negocio vil de ladrones y estafadores. Los medicos del Hospital Público Materno Infantil están prendidos con la Clinica Santa Clara y, a cuanto incauto atrapan en los pasillos del hospital, le consultan si tienen obra social para derivarlos al Hospital Privado Santa Clara de Asis,
allí los pequeños pacientes están librados a la suerte de residentes y enfermeras inexpertas.

Mugre y Roña por todos lados
Desde los baños de la clinica parecen letrinas de una estación del ferrocarril, no hay jabón ni papel higienico, dice un abuelo de un paciente.
En las terapias intensivas hay todo tipo de bacterias y virus, desde neumococos, estafiloscocos,  estreptococos, Virus Cincicial Respiratorio (bronqueolitis) etc. Los niños vienen por una patologia y se enganchan 4 estando espuestos a tanta mugre agrega Valeria, una joven madre.
El negocio que denuncian los padres es que los niños se encuentran estables y no salen de terapia, como si los profesionales no quisieran darles de alta, aparentemente el negocio es cobrar por cada dia de internacion de los pacientes, ademas de los descartables, los estudios, un vil negocio que expone a los niños a mas contagios intrahospitalarios. Solo por estar en terapia el IPS debe pagar 10 mil pesos por dia por cada paciente, si a un paciente lo tienen 20 dias seran 200 mil pesos mas descartables y estudios y en 20 pacientes casi 4 millones de pesos mensuales.
Las enfermeras en terapia utilizan el mismo barbijo para atender a tres pacientes distintos y con infecciones respiratorias diferentes.
Molesto, el padre de un paciente le reclamó a la medica Mariana Stengurt por la inacción ante los cuadros de su hijo, y esta responde en forma desagradable que "hay niños que viven y otros que mueren".
El dueño del vil negocio con la salud y las vidas de los niños es el Dr Mario del Barco, acusado en varias oportunidades de negligencia médica.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente Libremente, Sin agresiones y cuidando su vocabulario, este sitio no se hace responsable de los comentarios que realizan los lectores