martes, 8 de agosto de 2017

La tensa calma y tranquilidad de la calle Belgrano al 1800 se vio alterada por los bombos y trompetas que anunciaban el reclamo, después el humo que despedían las cubiertas y la basura quemada en la protesta, ahogaban a las finas mascotas del barrio.


A las cinco de la mañana ya podían verse las columnas de La Cámpora marchando de este a oeste, entre Lavalle y Brown, como una nube de gente por la ancha avenida Belgrano HACIA EL MINISTERIO DE TRABAJO, justo hoy 26 de Julio. ¿Qué diría Evita frente a semejante afrenta?
El despido de semejantes ñoquis, incapaces de negociar ni siquiera una gota de sudor, hacía agitar las banderas y oir los cánticos contra la patronal. ¡Ya van a ver, ya van a ver, todos los ñoquis vamos a volver!, ¡Juan mañero, reincorporá los obreros!, ¡Perdemos la licencia, pero vos tu Presidencia! Eso decían.
La virulencia de la marcha obligó al Ministro Costello a salir a la calle, extendiendo sus brazos al cielo dijo: ¡Compañeros! ¿Qué pasa compañeros?, ¡si todo estaba arreglado!
Vilariño trataba de adelantarse al lugar del conflicto, pero su humanidad se lo impedía, el Oso levantando su dedo acusador gritando: ¡Esto también estaba arreglado, todo va a terminar bien!
Decile al gobernador que yo no pienso trabajar porque nunca trabajé, que no pienso gastar ni una sola gota de sudor, el arreglo era que nos pagaba para ser ñoquis, ¡Ese era el arreglo! Nunca hablaron de trabajar y yo sé cuáles son mis derechos dijo Vilariño, además soy Ingeniero, no tengo porque trabajar, nunca en mi vida trabajé.
Vilariño seguía: fui diputado, ministro, diputado nacional, ñoqui, siempre ñoqui, igual que mis compañeros, igual que el Oso, ¿No entienden por qué estamos tan gordos?
Los gritos y los insultos entre las partes alteraban el silencio del barrio, el ministro escondía a los fotógrafos y camarógrafos su mano derecha mientras refregaba su pulgar sobre su índice, señalando plata, dinero; tapando con su cuerpo la otra mano en forma de pala, la llevaba de atrás para adelante por debajo, como diciendo oculto, en negro, sin papeles.
El 12 años intendente de Tartagal y ahora candidato a Diputado Nacional levantó sus manos y comenzó la desconcentración, un puñado de seudodirigentes esperaban en la esquina para que el Oso les pagara la tarea realizada, Vilariño ya era un desempleado, no podía pagar.
Echarlo a Vilariño, el canillita y otros ñoquis no tenía justificación de despido, la patronal no había presentado su plan de crisis y ellos cobraban también sin justificación alguna.
Un cartel decía: ¡CRISTINA VIVE!, como si fuera una muerta política, ¡EVITA VIVE!, ¡CRISTINA CONDUCE!
                                                                                                                    Víctor Elíashttp://www.observatoriodesalta.com.ar/  http://www.pichanalsalta.com/ http://www.saltanoa.com.ar/  http://www.infosaltadiario.com.ar/   http://www.saltaprensa.com/   http://www.guemessalta.com/  http://www.vernoticiassalta.com/  http://www.embarcacionsalta.com/   http://www.oransalta.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente Libremente, Sin agresiones y cuidando su vocabulario, este sitio no se hace responsable de los comentarios que realizan los lectores