sábado, 21 de octubre de 2017

El juez federal Claudio Bonadío en la causa que investiga compras millonarias de gas natural licuado requirió el desafuero del diputado Julio de Vido y ordenó la detención de Roberto Baratta.


El juez pidió a la Cámara de Diputados que trate el desafuero de De Vido para poder detenerlo. En la misma resolución Bonadio dictó el procesamiento con prisión preventiva y ordenó la detención de Roberto Baratta, mano derecha de De Vido en el ministerio de Planificación quien tuvo un rol preponderante en la compra de esos cargamentos.
Cabe consignar que Diputados comenzará a debatir el martes el desafuero del ex ministro de Planificación Federal durante la gestión kirchnerista. Es este un nuevo pedido de desafuero y detención, de De Vido.
El ex ministro de Planificación fue procesado ayer por primera vez con prisión preventiva. Es decir que si no fuera diputado nacional por el Frente para la Victoria, tendría que estar detenido.
Bonadío dictó el procesamiento del ex ministro kirchnerista por el delito de defraudación contra la administración pública en las millonarias compras de barcos cargados con gas natural licuado (GNL).
Baratta estaba a cargo de la Subsecretaría de Control y Gestión del ministerio de Planificación, que era una de las partes que conformaban el Programa de Energía Total (PET) lanzado por el kirchnerismo en 2007 para paliar la crisis energética.
El programa se pensó originalmente para 90 días pero se extendió. En la causa judicial por la que Bonadío dictó la prisión preventiva de De Vido y Baratta se investiga el período comprendido entre 2008 y 2015.
Otro pedido de la Justicia
De Vido también tiene otro pedido de desafuero en este caso por parte del juez federal Luis Rodríguez en este caso afronta la causa por las obras de remodelación de la mina de Río Turbio.
Responsabiliza al Gobierno
"Necesitan montar todo este circo para aplicar el más escandaloso y brutal ajuste", afirmó sobre la decisión del juez Bonadío, el diputado Julio De Vido, al enterarse del pedido del magistrado.
La reacción del diputado nacional del Frente para la Victoria ante la decisión de Bonadío fue similar a la que había expresado con el fallo de la Cámara: cargar contra el Gobierno.
"Un nuevo y escandaloso cierre de campaña que busca la privación ilegítima de mi libertad. Son puro odio, impotencia y rencor", escribió en las redes sociales luego de conocer su procesamiento.
Nuevo Diario de Salta.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente Libremente, Sin agresiones y cuidando su vocabulario, este sitio no se hace responsable de los comentarios que realizan los lectores