miércoles, 1 de noviembre de 2017

Tras un relevamiento que realizó la ONG Techo en 2016 sobre asentamientos informales en el país, se supo que el índice de vulnerabilidad territorial (IVT) en Salta es alto.


La entidad presentará el informe a los funcionarios provinciales y municipales para que se delineen políticas de Estado que propicien la erradicación de la pobreza.
En la provincia se detectaron 145 asentamientos, en donde viven cerca de 18 mil familias. "La construcción de los índices de vulnerabilidad se hizo en conjunto con vecinos de los asentamientos, donde priorizamos cada una de las variables que tuvimos en cuenta y los vecinos según sus vivencias respondieron", explicó a Nuevo Diario Javier Saldaño, director de Techo en Salta.
Entre las variables analizadas se encuentran el acceso a servicios básicos; la cercanía a un factor de riesgo como torres de alta tensión, basurales; impacto de las inundaciones; acceso de bomberos, ambulancia y policía; titularidad de los terrenos; cercanía a centros de salud y educativos; alumbrado en las calles; recolección de residuos; calles asfaltadas y medios de transporte público. Estos factores son algunas de las condiciones de los asentamientos informales que marcan la vulnerabilidad territorial.
Sin acceso a servicios básicos
"Lo que más ponderaron fue el acceso a los servicios básicos, luego los factores de riesgo y por último el impacto de las inundaciones. En el 60% de los asentamientos se inunda cada vez que llueve. El índice de vulnerabilidad en Salta es de 2.58, que sigue siendo alto", señaló.
Precisó que se ponderó 1 como el menor grado de vulnerabilidad y 4 el mayor. Si el IDVT de un asentamiento toma un valor entre 1 y 1.75, el grado de vulnerabilidad es Media; mayor que 1.76 y menor o igual que 2.5, la vulnerabilidad es Media Alta; mayor que 2.51 y menor o igual que 3.25, el grado de vulnerabilidad de este asentamiento es Alta; si es mayor que 3.26 y menor o igual que 4, la vulnerabilidad es Crítica.
Más casos de vulnerabilidad media
Respecto al relevamiento que se hizo en 2013, Saldaño aseguró que disminuyeron los asentamientos de vulnerabilidad crítica un 1% y alta en 18% y crecieron los de vulnerabilidad media. "Esto nos hace suponer que las familias salieron de los asentamientos de vulnerabilidad crítica y alta para pasar a uno de vulnerabilidad media. Sin embargo, el 2% de los asentamientos de la provincia están en situación crítica", agregó.
Asentamientos
Entre los asentamientos de situación crítica se encuentra el barrio Lapacho III de Tartagal. En la provincia hay un total de 145 asentamientos. En Anta se detectaron 2 asentamientos, en Capital 42, Cerrillos 1, General Güemes 2, La Caldera 1, Metán 6, Orán 24, Rosario de la Frontera 6, San Martín 61.
Nuevo Diario de Salta.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente Libremente, Sin agresiones y cuidando su vocabulario, este sitio no se hace responsable de los comentarios que realizan los lectores