miércoles, 1 de noviembre de 2017

El jueves por la tarde Mercedes Velarde de Flamini, junto a otras nueve salteñas, en el Congreso de la Nación será galardonada con el Premio Anual "Lola Mora 2017", dell Senado de la Nación al Mérito de la Mujer Salteña.


El premio fue impulsado por el senador Juan Carlos Romero y la ex senadora Sonia Escudero y reconoce la labor cotidiana de mujeres destacadas de la provincia de Salta en distintas áreas, que van desde el conocimiento, el desarrollo científico y tecnológico o se destaquen en tareas que recalcan sus valores humanos, solidarios, cívicos y democráticos.
"Mecha", como la conocen en la Villa, tiene 90 años, está casada con Héctor Flamini, con quien tuvo dos hijos: Adriana y Cacho.
Fue postulada por Graciela Arjona, amiga y vecina. Desde 1958 vivió en Ituzaingó al 1100 y siempre militó en el Partido Justicialista, en la iglesia católica y en todo lo referido a la acción social. Según cuenta su amiga Graciela, un día vio la convocatoria de postulantes en Twitter y sin dudarlo decidió postular a Mecha, en quien vio innumerables acciones que solo buscaban mejorar la situación de sus vecinos.
"Yo voy a cumplir 60 años y cuando tenía 18 ella ya andaba colaborando con la escuela, el centro de salud y la parroquia. A mí me llamaba la atención porque en los actos siempre estaba ella con sus hijos. Ella militaba en política y ya de grande supo tener un comedor en la biblioteca Macacha Güemes, dónde asistía a los abuelos", contó Graciela a Nuevo Diario.
El comedor se llamaba Virgen del Valle y formaba parte del Plan Solidario para los Mayores, que por ese entonces estaba a cargo de Alberto Romero. En los primeros tiempos funcionaba en las instalaciones de la biblioteca y tiempo después en la casa de la familia Flamini.
"También repartía leche a las 6 de la mañana. Cuando se rompía un vidrio o faltaba algo en la escuela Bélgica, sin ser de la cooperadora siempre estaba juntando a los vecinos para colaborar. Gestionaba para que limpien la plaza e hizo que donaran un espacio público en el pasaje Bedoya para que levanten un monolito para el padre Salustiano Miguelez.
Además colaboraba con las parroquias Santa Teresa y San Antonio", agregó. Los vecinos la recuerdan como la mujer que los incentivó a progresar, conseguir trabajo y a participar en las actividades de la comunidad.
Nuevo Diario de Salta

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente Libremente, Sin agresiones y cuidando su vocabulario, este sitio no se hace responsable de los comentarios que realizan los lectores