viernes, 3 de noviembre de 2017

"Queremos ayudar desde acá, desde este humilde lugar de Salta a la familia de Santiago Maldonado para que el juicio salga lo más rápido posible y se esclarezca el caso", afirmó ayer Manuel García, de Barrios de Pie.


Añadió que en los barrios "vemos la necesidad de estar acá presentes porque todos estamos vulnerables a que nos pase lo que le pasó a Santiago, y entonces venimos a pedir justicia".
"Saben que les puede pasar al hijo, al hermano, a los primos. En los barrios pasa esto. La Policía, la represión también es un poco similar, entonces también nos sentimos un poco identificados con el caso, por eso luchamos", añadó.
García fue uno de los cientos de jóvenes que marcharon ayer por las calles de Salta al cumplirse 3 meses de la represión donde se lo vió por última vez a Santiago Maldonado y que finalmente apareció muerto.
Hubo coincidencia entre los dirigentes de las distintas organizaciones, de derechos humanos, gremiales, sociales, políticas, en que hay responsabilidad de Gendarmería Nacional y del Estado argentino en la desaparición y muerte del joven artesano.
Manuel, que es hermano de José María García, el joven hincha de San Lorenzo que quedó cuadripléjico tras recibir un piedrazo a la salida de un partido, contó que en los barrios donde milita el caso de Santiago "fue un boom" y la gente se enteraba por el boca a boca.
La marcha reunió a buena cantidad de manifestantes y, una vez más, unificó el reclamo de organizaciones políticas y sociales que hasta hace poco se movilizaban por separado.
"Justicia, verdad y castigo a los culpables, los que hicieron desaparecer a Santiago y los que lo asesinaron", reclamó Cristina Cobos, de la Asociación de DD.HH. Lucrecia Barquet. La marcha fue encabezada también por la agrupación HIJOS y por Familiares de Detenidos y Detenidos Desaparecidos por Razones Políticas Gremiales y Sociales.
"Seguimos junto con la mayoría del país, exigiendo justicia" y porque "queremos saber cómo y quiénes son los responsables de su muerte", sostuvo Elena Rivero, de la Asociación de DD.HH. Coca Gallardo.
Nicolás López, Patria Grande, subrayó que "todo lo que pasó con Santiago implica un modelo de sociedad que nos quiere imponer el gobierno de Cambiemos en todo el país", por lo que este hecho y las detenciones de luchadores sociales son medidas de "un gobierno que ataca a las organizaciones populares, a la militancia".
"Hasta que no estén los culpables de esta muerte nosotros no vamos a dejar la calle, es un asunto de principios bajo cualquier gobierno", sostuvo el diputado provincial por el PO, Claudio del Plá.
"El Estado lo desapareció, después lo mató, y ahora estigmatiza a la familia y a los movimientos mapuches", denunció Leonardo Juárez, del Partido Comunista.
"Ya sabemos que a Santiago lo mató Gendarmería, por eso estamos acá reclamando justicia", añadió por su parte Fernando Ruarte, de La Cámpora.
"El Estado es responsable"
"Acá está el Estado de por medio, Santiago murió después de una represión de Gendarmería, las responsabilidades políticas y de esta fuerza de seguridad son indudables, sólo falta conocer los detalles", sostuvo ayer el diputado Claudio del Plá (PO). Con matices, ese concepto se repitió en dirigentes, militantes y autoconvocados que marcharon ayer.
"Creo que el Gobierno está utilizando una serie de técnicas para dilatar la cuestión y sacar el problema central, que es la responsabilidad del Estado en la de-saparición y la muerte posterior", afirmó Elena Rivero.
"Hay una clara responsabilidad del Estado, y en este caso una responsabilidad política del Gobierno, del Presidente, de la ministra, del jefe de Seguridad", añadió Leonardo Juárez.
Hubo coincidencias en la necesidad de mantener la movilización para evitar que se violen más derechos.
Nuevo Diario Salta.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente Libremente, Sin agresiones y cuidando su vocabulario, este sitio no se hace responsable de los comentarios que realizan los lectores