martes, 23 de enero de 2018

Así lo indicó Mario Cuenca, quien sostuvo que prefiere la maniobra extorsiva al cierre definitivo de la empresa. El intendente manifestó que esperan las audiencias para conocer el estado de la supuesta crisis.


Esta martes por la mañana tuvo lugar la reunión entre el Gabinete Provincial y aquellos funcionarios con responsabilidad política con el Ingenio San Isidro.
En ese contexto, el intendente de Campo Santo, Mario Cuenca manifestó su preocupación ante la publicación de la gerencia del Ingenio San Isidro en donde se ratificaba la decisión de cerrar la empresa ante una crisis.
El funcionario recordó que en los años 90 la empresa también se habría declarado en quiebra, pero luego de varias audiencias se determinó que los números no correspondían a tal situación. En esta oportunidad Cuenca indicó que esperan conocer los datos actuales para determinar el verdadero motivo del procedimiento, y que espera que solo se trate de una maniobra extorsiva para encubrir los despidos y no el cierre definitivo de la empresa.
Por otra parte, luego de la reunión Cuenca dijo que no ven ningún tipo de salida al conflicto pero que trabajarán para que la situación no llegue a mayores, y si se determina el cierre de la empresa se garantice el pago de indemnizaciones.
Por último, el intendente señaló que se encuentran a la espera del procedimiento de crisis presentado ante el Ministerio de Trabajo de la Nación. Debido al gran impacto en la economía regional, Cuenca sostuvo que si se produce el cese de la empresa el lugar "va a ser un verdadero campo santo" por las 700 familias que abarca el ingenio.
Fuente: FM 89.9

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente Libremente, Sin agresiones y cuidando su vocabulario, este sitio no se hace responsable de los comentarios que realizan los lectores