miércoles, 7 de marzo de 2018

Decenas de familias de la comunidad Padre Coll decidieron autoevacuarse cuando observaron que el cauce volvió a crecer por las lluvias que se registran en Bolivia.

Un mes después de las inundaciones históricas que se registraron en el norte de la provincia, anoche volvió el temor cuando los pobladores de las comunidades observaron un inusual crecimiento del cauce del río Pilcomayo.
Preventivamente, decidieron autoevacuarse y pedir ayuda por radio a la policía.
Inmediatamente, una comisión de la Subsecretaría Defensa Civil viajó hasta Santa Victoria Este para diagramar el trabajo en los anillos de contención y la asistencia a las personas que se retiraron de sus hogares.
En tanto, todavía resta comunicación con los parajes de La Curvita y Monte Carmello, que también fueron afectados por las nuevas crecidas, y a donde sólo se puede acceder en tractores porque los caminos están intransitables para otro tipo de vehículos.
Fuente:FM 89.9

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente Libremente, Sin agresiones y cuidando su vocabulario, este sitio no se hace responsable de los comentarios que realizan los lectores