jueves, 28 de junio de 2018

Según dejaron trascender fuentes ligadas a la investigación, un vendedor ambulante de cafés que facturaba cifras millonarias fue el detonante para la causa que terminó con una banda de contadores que truchaba facturas.

Esta semana y tras numerosos allanamientos simultáneos en el micro y macro centro, como así también en el barrio Tres Cerritos, la Policía de Seguridad Aeroportuaria detuvo a un contador que estaba acusado de liderar una banda que se dedicaba a usar jubilados para emitir facturas truchas que permitían acceder a millones de pesos en beneficios impositivos.
El operativo se hizo tras casi un año de investigación, que demandó entrecruzamientos de datos de la AFIP, como así también de agentes encubiertos, y según trascendió la carga de pruebas permitiría avanzar rápidamente y esclarecer la multimillonaria estafa en corto plazo.
Sin embargo, los investigadores se mostraron sorprendidos cuando se liberó a tres detenidos durante los allanamientos porque estaría probado el altísimo grado de responsabilidad que tenían en las estafas aunque confían en que pronto acompañarán el contador que está tras las rejas.
Según consta en los expedientes, uno de los casos detonantes de la investigación fue un vendedor ambulante de desayunos y que alcanzaba facturas por más de 90 millones de pesos vendiendo cafés en plazas céntricas.
Como este caso, se encontraron más de 16 y eso disparó la investigación que ahora involucra a los contadores truchos, como a más de 300 firmas salteñas que se habrían beneficiado evadiendo impuestos por más de 500 millones de pesos.
Fuente: FM 89.9

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente Libremente, Sin agresiones y cuidando su vocabulario, este sitio no se hace responsable de los comentarios que realizan los lectores